Aceite de oliva

El aceite de oliva es un tipo de aceite que tiene un origen vegetal que se obtiene del fruto del olivo (Olea europaea), denominado oliva o aceituna.

aceite de oliva

Es un aceite muy recomendado para uso culinario debido a que su alto contenido en ácidos grasos monoinsaturados resulta beneficioso para la salud. El contenido importante de grasas monoinsaturadas y ácido oleico, han relacionado el aceite de oliva con la disminución del riesgo de la enfermedad coronaria, además su alto contenido en antioxidantes y nutrientes antiinflamatorios, permite reducir los niveles de colesterol malo, combatir los radicales libres y prevenir el envejecimiento prematuro.

La manera en la que se obtiene el aceite de oliva es extrayéndolo mediante presión simple de la pulpa de la aceituna ya que ésta contiene casi en 75% aceite.

Generalmente las aceitunas que se utilizan para procesar deben contar con una madurez de entre seis y ocho meses, ya que es cuando las frutas contienen su máxima cantidad de aceite (esto suele presentarse a finales de otoño).

El procedimiento como tal consiste en una primera presión de las aceitunas con la finalidad de extraer su zumo; sin embargo la calidad del aceite dependerá en gran parte del proceso posterior, debido a que su calidad es función directa de sus propiedades organolépticas y de su contenido de ácidos grasos libres.

aceite de oliva

En vista de que la oliva o aceituna no se consume habitualmente cruda debido a su sabor amargo ocasionado por la presencia de compuestos fenólicos, se deben realizar diferentes procesos de macerado para lograr reducir el sabor amargo y obtener un producto agradable al paladar. Es por ello que el 90 % de la producción mundial de olivas se destina a la producción de aceite de oliva.

Gracias al gran contenido de aceite que poseen las aceitunas u olivas, el aceite de oliva se encuentra dentro de uno de los aceites más estables de las grasas vegetales, además de esto generalmente no producen reacciones tóxicas cuando se les somete a calentamiento, fritura o asado, mejorando considerablemente las cualidades gastronómicas de los alimentos. Es por ello que, este tipo de aceite es el más adecuado para cocinar a elevadas temperaturas cuando la preparación de los alimentos lo requiere por ejemplo para preparar los alimentos salteados, asados, estofados o fritos.

Composición del aceite de oliva

El aceite de oliva está conformado casi en su totalidad por acidos grasos y componentes antioxidantes dentro de los cuales los más relevantes son los acidos grasos monoinsaturados y los poliinsaturados donde destacan ciertos acidos esenciales para el desarrollo de funciones que no ocurren con normalidad en el organismo.

Ya que tanto el ácido oleico (monoinsaturado) y en particular el ácido linoleico (poliinsaturado) que no puede ser sintetizado por el organismo, resultan muy beneficiosos para el cuerpo, al consumir el aceite de oliva con los alimentos se cubren las necesidades básicas de estos nutrientes.

La composición general del aceite de oliva en función de los ácidos grasos es:

ácido oleico entre 63 y 83%

ácido palmitico 7 a 17%

ácido esteárico entre 1.5 y 5%

ácido palmitoleico 0.3 a 3%

ácido linoleico 3 a 14%

ácido linolénico menos de 1.5%

El 1% restante está formado por la vitamina E y antioxidantes naturales como los polifenoles, pigmentos, aromas, entre otros aditivos.

Tipos de aceite de oliva

A pesar de que todos los aceites de oliva poseen bondades para el cuerpo humano, existe una gran variedad de aceites dependiendo de la forma en la que se fabrican, por lo que es muy importante que conozcas cuales son los diferentes tipos de aceite de oliva que te puedes conseguir en el mercado.

aceite de oliva beneficios

El aceite de oliva más puro y de mayor calidad es el aceite extra virgen, el cual es considerado de categoría superior ya que teóricamente es obtenido a partir de las mejores aceitunas mediante procedimientos mecánicos, logrando fabricar un aceite con excelentes propiedades organolépticas y de gran valor nutricional. Este tipo de aceite aunque es el ideal no es común que se consiga para el consumo, además tampoco todos los aceites autorizados para el consumo son extra vírgenes.

Europa es el continente que mas produce y comercializa aceite de oliva, por ello ha establecido  una normativa que trata de garantizar la calidad y transparencia en la comercialización de los variedad de aceite de oliva de acuerdo a su proceso de extracción, la acidez que contiene, parámetros determinados mediante análisis fisicoquímicos en los laboratorios autorizados y parámetros organolépticos (olor y sabor) evaluados por medio un panel de cata compuesto por técnicos expertos. De acuerdo a esta clasificación los aceites de oliva pueden ser:

Aceite de oliva extra virgen

Es el aceite de oliva que se obtiene exclusivamente mediante procedimientos mecánicos para generar la presión necesaria que permita su extracción manteniendo un grado de acidez máximo del 0,8%. Para comprobar que se cumple con este parámetro se realiza un análisis en el laboratorio, mediante un método que relaciona la cantidad de ácidos grasos libres que hay en el aceite con el porcentaje de acidez del aceite; el grado de acidez es un indicador muy importante para determinar la calidad de la fruta ya que el mayor porcentaje lo tendrá toda la aceituna que no se encuentre en su estado óptimo de salud, como es el caso de las aceitunas que recogen del suelo, las aceitunas picadas, las aceitunas fermentadas, entre otras. Esto significa que a menor acidez, mayor es la calidad del fruto y del aceite de oliva obtenido.

aceite de oliva beneficios

No obstante, la acidez no es el parámetro que se considera exclusivamente para determinar su calidad del fruto, puesto que también influyen el índice de peróxidos (cantidad de oxígeno activo en el aceite), absorbancia de ultravioleta (K 270) o las ceras; por ejemplo el índice de peróxidos es un indicador importante del aceite ya que brinda información acerca del grado de  oxidación o enranciamiento del aceite. Particularmente para el aceite de oliva extra virgen, se exige que este parámetro no supere los 20 meq O/kg (miliequivalentes de óxigeno por kilo).

Po otra parte, el índice K270 se mide por absorbancia de la radiación ultravioleta e indica el grado de oxidación del producto ocasionado por alteraciones, contaminación o mala manipulación del producto. En este mismo sentido, se encuentran las ceras que las contienen los frutos y las hojas, si  ocurre una mala separación de fruto y hojas incrementará la cantidad de ceras en el aceite. La temperatura de extracción debe ser elevada pues a mayor temperatura mayor disolución y facilidad del  paso de las ceras al aceite.

En términos generales, un simple análisis fisicoquímico permite identificar si se trata de aceite de oliva extra virgen o si se encuentra adulterado, con posibles defectos que puedan poner en duda su calidad.

Aceite de oliva virgen

El aceite de oliva virgen se obtiene de la misma manera que el extra virgen, la diferencia es que grado de acidez normalmente se encuentra en el 0,8% y 2%. Esto indica, que su contenido en ácidos grasos libres es más elevado que en el aceite extra virgen, pues la aceituna de la cual se extrae se encuentra en peores condiciones. Sin embargo, se puede dar el caso de que los métodos analíticos arrojen los valores de los parámetros que se adaptan a todos los requisitos para ser un aceite de oliva virgen extra, pero el análisis organoléptico realizado por el grupo de expertos encargado de la cata determine que no cumple con estos requisitos, por lo que el aceite deberá venderse en el mercado como aceite de oliva virgen.

aceite de oliva para la cara

Esto nos permite establecer que un aceite de oliva virgen se diferencia esencialmente de un extra virgen por su sabor u olor (si el aceite presenta defectos en su sabor u olor). Esto no quiere decir que no se pueda consumir, pues para casos no rigurosos un aceite con cualquiera de las dos calidades puede ser consumido sin ningún temor, pues sigue siendo obtenido del zumo de aceitunas, a pesar de que las aceitunas con las que se haya procesado, no fueran de la mejor calidad posible.

Este aceite generalmente se utiliza sobre todo para cocinar, ya que su sabor se hace más suave y contiene una menor proporción de sustancias orgánicos y una buena proporción de antioxidantes naturales beneficiosos para la salud.

Aceite de oliva lampante

Este tipo de aceite de oliva se obtiene del zumo de las aceitunas que tienen peor calidad, es decir  las últimas aceitunas de la cosecha, las recogidas del suelo o las que se encuentran ya en proceso de fermentación avanzada, que originan un aceite con una acidez que supera el 2% y variados defectos, que no lo hacen apto para el consumo humano. Es por ello, que normalmente este tipo de aceite se traslada desde el sitio donde se obtiene hacia las refinerías industriales, donde se obtienen otro tipo de aceites y subproductos.

aceite de oliva y limon

Aceite de oliva (refinado + virgen)

 

Este tipo de aceite es el que más genera confusión entre los consumidores, debido a que existe una categoría comercial para el aceite de oliva que se etiquetan como suave o intenso, y que realmente está conformado por una mezcla de aceites de oliva vírgenes y aceites refinados que han sido obtenidos a partir de aceites defectuosos a traves de procesos químicos o térmicos con un grado de acidez hasta de 1,5%. Sin embargo, mientras se llevan a cabo estos procesos, es posible controlar la acidez y el resto de parámetros físico-químicos para lograr reducirlos drásticamente, tanto como para llevarlos  a valores por debajo de los valores de un extra virgen.

La gran característica de este tipo de aceite de oliva, es que no tiene sabor y ha perdido gran parte de los compuestos orgánicos y antioxidantes naturales presentes en los aceites de mayor calidad superior.

Aceite de orujo

En Europa es posible encontrar este tipo de aceite de oliva y está constituido por una mezcla de aceites de oliva virgen y aceites obtenidos a través del procesamiento químico del residuo sólido de la aceituna, el cual se conoce como orujo, que contiene un grado de acidez no mayor al 1,5% y es apto para el consumo humano. Sin embargo, es parecido al aceite de oliva refinado con la diferencia de que parte del aceite utilizado no se obtiene del aceite lampante refinado, sino del aceite que es extraído mediante el refinado industrial del residuo sólido de la aceituna. Este residuo solido es almacenado en depósitos especiales durante la la campaña de recogida de la aceituna para luego trasladarse a las orujeras que son las fabricas donde se procesa el orujo y se extrae el aceite y los otros subproductos que son empleados en la obtención de productos en el ramo de la cosmética.

aceite de oliva para el cabello

En vista, de que el aceite de oliva de orujo es ampliamente considera para el consumo humano, es común que se utilice habitualmente en las cocinas de muchos bares y restaurantes, sobre todo para ejercer la función de engrasante en planchas y freidoras, llegándose a utilizar también en crudo, para ensaladas y aderezos, pero con la desventaja de que se pierden muchas de las propiedades beneficiosas para la salud que contienen los aceites de oliva con calidad superior.

 

Por lo que este tipo de aceite de oliva resultaría rentable a nivel de costos pero no a nivel de la salud, pues como se ha venido comentando las grasas que contienen logran impregnar en mucha más proporción al alimento y además el aceite se quema con más facilidad, lo que se traduce en un gran aporte de calorías a los platos preparados, generando en ocasiones trastornos digestivos cuando se  reutiliza de forma inapropiada.

 

Otros tipos de aceite de oliva

Ya hemos analizado cuales son las diferencias entre los tipos de aceite de oliva aprobados para el consumo humano, sin embargo, además de estos aceites descritos, existe otra clasificación básica de acuerdo a la normativa europea. Por ejemplo los tipos de aceite que también se  pueden encontrar se han clasificado de acuerdo en función de la variedad de aceituna (picual, arbequina, hojiblanca, entra otras), también de la procedencia geográfica de la aceituna (de sierra, campiña, entre otros lugares), del tipo de cultivo (si es ecológico o tradicional), de su momento de cosecha (cosecha temprana o tardía) o del proceso de extracción del aceite. Todas estas condiciones pueden influir en el tipo de aceite obtenido, generando aceites de diferentes colores, sabores y características muy diferentes.

 

Beneficios para la salud del aceite de oliva

Gracias a la composición en ácidos grasos esenciales  del aceite de oliva, se hace bastante necesario en el control de los niveles de colesterol, por eso generalmente es un alimento aliado para ayudar a prevenir padecimientos del corazón ya que contribuye a la reducción de los niveles elevados de presión arterial, reduciendo también el riesgo de padecer el trastorno de Alzheimer.

En muchas investigaciones se ha relacionado el aceite de oliva con la reducción del riesgo de contraer cáncer de colon, de mama y de piel, debido a que el aceite de oliva contribuye a regular la digestión,  alivio de problemas  de estreñimiento, prevención de la caída del cabello, hidratación de la piel y favoreciendo el crecimiento sano de las uñas.

aceite de oliva el gallo

De manera más específica te mencionamos algunos beneficios que puede aportar el aceite de oliva y como los puedes alcanzar:

  1. Pérdida de peso

En el caso de los regímenes alimenticios diseñados para bajar de peso, el aceite de oliva extra virgen se convierte en una gran aliado pues gracias a su composición en ácidos grasos esenciales, complementan ciertas funciones celulares necesarias para el bueno funcionamiento del mismo, generando sensación de saciedad y cambio en el ritmo del metabolismo, lo que favorece e gran parte  al control de los niveles de colesterol malo y la quema acelerada de las grasas dañinas acumuladas en diferentes zonas del cuerpo.  En estos casos es recomendable consumir el aceite con cierto control pues es posible que se origine un efecto laxante.

  1. Alivio de dolores

En muchos casos se ha podido relacionar el uso del aceite de oliva con el alivio de dolores, ya que por su contenido de oleocantal, se le atribuyen ciertas propiedades  al aceite antiinflamatorias y analgésicas, que pudieran disminuir a largo plazo la intensidad de los dolores asociados a las articulaciones y los músculos. Estos resultados se han basado en los resultados obtenidos al analizar y comparar el caso de personas que consumen de manera regular el aceite de oliva con aquellas personas que no lo consumen.

  1. Prevención de trastornos mentales

El uso de regular del aceite de oliva puede beneficiar la salud mental, gracias a su alto contenido de ácidos grasos saludables como los ácidos monoinsaturados. El consumo de estas grasas podría prevenir e incluso impedir el deterioro mental, lo cual resulta muy beneficios para prevenir a enfermedades mentales degenerativas como el alzheimer.

  1. Tiene propiedades anticancerígenas

Tal y como mencionamos anteriormente diversos estudios han llegado a la conclusión, que las personas que han incluido el aceite de oliva en su dieta tienen menos tendencia de padecer algún tipo de cáncer. Este ha sido fuertemente relacionado con el gran porcentaje de ácido oleico, el cual predomina en este tipo de aceite y el contenido de antioxidantes, flavonoides, polifenoles y escualeno, componentes que también son factores determinantes en estos casos.

  1. Evita el desarrollo de la diábetes

Diversos análisis han demostrado que cualquier tipo de dieta mediterránea que contenga aceite de oliva tiene la capacidad de reducir los casos de diábetes tipo II hasta en un 50%. Esto al igual que en los casos anteriores, se relaciona con el contenido de ácidos grasos saludables que permiten regular el nivel de azúcar en la sangre y la producción de insulina.

  1. Fortalecimiento del sistema inmunológico

Debido a que el mantenimiento del sistema inmunológico es muy importante para la salud de cada ser humano, es necesario consumir una dieta que contenga los componentes necesarios para restablecer y mantener el sistema inmunológico al día, de manera tal que pueda actuar contra los virus, bacterias y otros microorganismos que originan las enfermedades. En este sentido el gran contenido de antioxidantes y otros nutrientes esenciales en el aceite de oliva permiten fortalecer el sistema inmune y ofrecer al organismo una protección satisfactoria contra las enfermedades.

  1. Control de la presión arterial y el colesterol

Los cardiólogos en conjunto con los nutricionistas, recomiendan incluir el aceite de oliva en la dieta diaria, pues gracias a su contenido en ácidos grasos esenciales, intervienen en los procesos de circulación y funcionamiento del corazón, permitiendo reducir los niveles altos de presión arterial. Varios estudios, han concluido que los ácidos grasos saludables que se encuentran en el aceite de oliva son determinantes en la reducción de la presión arterial diastólica y sistólica.

Es por ello que el aceite de oliva también es un buen recurso para regular el colesterol e incluso eliminar los excesos del colesterol malo en la sangre.

  1. Tratamientos para el cabello

El tipo de ácidos grasos y nutrientes que contiene el aceite de oliva también son recomendados para mejorar la salud y  belleza del cabello. Particularmente en este caso, se recomienda utilizar aceite de oliva extra virgen directamente sobre el cabello, colocado generalmente en las noches para ser retirado durante el día, esto te permitirá reducir el encrespamiento y moldear el cabello de la forma que se  desee. Además de esto mantendrá el cabello hidratado y brillante, lo cual es síntoma de un cabello saludable.

Incluso la aplicación del aceite en las puntas del cabello reparará los daños ocasionados por  los geles y productos químicos que debilitan las hebras del cabello, por lo que este aceite representa una alternativa saludable y natural.

  1. Humectante natural de la piel

El aceite de oliva es conocido como uno de los mejores humectantes naturales para la piel, a pesar de que en el mercado existen numerosas cremas hidratantes que se pueden emplear a diario, el aceite de oliva puede utilizarse como alternativa natural para sustituir los hidratantes comerciales, ya que el aceite no contiene aditivos químicos que en varias ocasiones causan irritación de la piel.

¿Dónde conseguir aceite de oliva?

El aceite de oliva lo puedes conseguir en cualquier establecimiento que se dedique a la venta y distribución de alimentos, en mercados y tiendas online. Lo que debes asegurarte es de cuál es tu disponibilidad económica para escoger cual tipo de aceite vas a comprar.

Si te decides a comprarlo por internet, acá te dejamos algunas opciones:

Aceite de oliva extra virgen

aceite de oliva extra virgen

 

Aceite de oliva carbonell

aceite de oliva anduriña

 

Aceite refinado+virgen

 

aceite de oliva amazon

 

Aceite de orujo

aceite de oliva antes de dormir

 

Recuerda que existen muchos tipos de aceites de oliva disponibles en el mercado, asegúrate de revisar cual es el que más beneficioso te resulta. Si te gustó el artículo por favor compártelo para que muchas personas puedan disfrutar de los beneficios del aceite de oliva

 

¡Por cierto! Antes de que te vayas, queremos recomendarte esto que seguro que te interesa:

Son una serie de contenidos a parte del que has leído que puede ser interesante para tí ¡Muchas gracias por leernos!

Aceite de oliva
3.7 (73.33%) 3 votos

¡Comparte ahora en redes sociales!