Aceite de hipérico

El aceite de hipérico se extrae de una hierba que recibe muchos nombres: hierba de San Juan, hipérico, corazoncillo o hypericum perforatum para los científicos. Esta planta es muy empleada en la medicina naturista ya que posee muchas propiedades. El hipérico es de origen Europeo que ha extendido su cultivo en América para aprovechar sus beneficios.

aceite de hipérico

Esta planta contiene sustancias orgánicas como ácidos orgánicos, aceites esenciales, limoneno, taninos y queratina, por lo que a su aceite se le atribuyen muchas propiedades medicinales. El aceite de  hipérico tiene un color naranja y por lo general se utiliza diluido con otros aceites bases.

Propiedades del aceite de hipérico

El aceite de hipérico macerado en aceites se utiliza desde épocas anteriores a la Edad Media ya que es un auténtico apósito vegetal. Este aceite contiene propiedades cicatrizantes, reparadoras, calmantes y antiinflamatorias, gracias a su contenido en ácidos grasos complejos (provenientes de las grasas usadas en la maceración), fitoesteroles (aporta las propiedades antiinflamatorias) y  una cantidad de hiperforina e hipericina (propiedades cicatrizantes).

aceite de hipérico

Este aceite también es ideal para tratar pequeñas heridas, su gran desventaja es que es fotosensibilizante, por lo que después de aplicarse se debe evitar la exposición al sol durante las 24 horas siguientes a su aplicación.

El aceite también es antiséptico y bactericida gracias a la hipericina que también produce una acción altamente cicatrizante por lo que se ha utilizado desde la antigüedad para eliminar o mitigar las marcas de la viruela. El aceite de hipérico puede utilizarse para mantener el tono de la piel ya que posee propiedades nutritivas y emolientes.

Debido a su acción antiinflamatoria permite reducir las secuelas de las contusiones y el dolor agudo provocado por golpes. También permite reducir los hematomas, y aliviar la flebitis e hinchazón en las piernas. Es por ello que es muy utilizado en terapia de masajes pues ayuda a mitigar el dolor muscular y las contusiones, al mismo tiempo que su aroma eleva el estado de ánimo gracias a su contenido en hipericina y flavonoides.

El hipérico también es conocido por el efecto que tiene sobre el sistema nervioso, pues en muchas ocasiones se emplea para aliviar el dolor de cabeza, la jaqueca, la irritación o las migrañas.

También es muy utilizado para tratar los problemas del insomnio, las astenias primaverales, el decaimiento, las tristezas, los terrores infundados, los miedos paralizantes y las depresiones de carácter leve.

Los últimos estudios realizados a la planta han permitido relacionarla con el tratamiento de enfermedades degenerativas como el Parkinson o el Alzheimer gracias a la presencia de hiperforina en sus constituyentes, que científicamente se conoce como un coadyuvante en la actividad de la dopamina.

Usos del aceite de hipérico

Cuando el aceite es obtenido de flores naturales y libres de pesticidas en algunos casos se suele recomendar la ingesta de este aceite, no obstante, es mejor emplearlo de manera tópica masajeando la zona afectada. Generalmente el aceite de hipérico que se ha venido utilizando durante mucho tiempo en la medicina tradicional, es el obtenido mediante la maceración de la planta, también se han utilizado mezclas de aceites esenciales de otras plantas para potenciar los remedios frente a algunas afecciones.

aceite de hipérico casero

Por ejemplo, en el caso de que desees tratar heridas cerradas o heridas causadas por el acné puedes mezclar el aceite con una cierta cantidad de aloe vera o con  pequeñas cantidades de aceite esencial de té de árbol. Para los tratamientos de las varices o en el caso de hemorroides se puede mezclar con aceite esencial de romero o de ciprés; y si se quiere emplear como restaurador de la piel en general se le pueden añadir unas gotas de aceite esencial de palmarosa.

¿Dónde se puede aplicar el aceite de hipérico?

Dependiendo de la zona afectada, por ejemplo si se desea tratar una golpe fuerte, reducir una cicatriz, recuperar zonas con piel dañadas o reparar golpes leves, se puede aplicar directamente en la parte lesionada.

Se puede aplicar esta mezcla oleosa en la parte baja del cuello y hombros, aplicando un ligero masaje para tratar de eliminar jaquecas, migrañas, temores, astenias estacionales, insomnio, cansancio espiritual y tristezas. En este mismo sentido, se pueden aplicar breves masajes con el aceite en la espalda, pecho y estómago en el caso de una posible sintomatología de depresión o con una caída de ánimo severa.

En pequeñas lesiones y heridas se puede aplicar con cuidado varias gotas del aceite macerado de hipérico, después de limpiar y desinfectar la herida. Finalmente se puede colocar un apósito o una gasa para proteger la zona.

A pesar de que algunas indicaciones sugieren que este aceite puede ingerirse lo mejor es que lo utilices de manera tópica, ya que así disminuyes la probabilidad de presentar algún efecto secundario. Si lo usas de noche y lo dejas actuar mientras duermes, trata de no exponerte a los rayos del sol al día siguiente.  Para obtener los efectos deseados solo debes ser constante y utilízarlo todos los días hasta que desaparezca la lesión o malestar.

¿Cómo se prepara el aceite de hipérico casero?

Tal y como te hemos venido mencionando el aceite de hipérico  se obtiene mediante la maceración de sus flores, es decir, que de manera artesanal el procedimiento consiste en macerar o sumergir esta planta con un aceite vegetal puro (aceite de oliva, de coco, de almendras, entre otros) en un recipiente de cristal durante cierto tiempo hasta que el aceite absorba las propiedades de la planta. El tiempo que debe permanecer la planta sumergida en la base oleosa es de aproximadamente 40 y 50 días, al haber transcurrido este tiempo, la mezcla se debe filtrar y se debe conservar en un recipiente ámbar u oscuro, ya que al ser un producto foto sensible esto permitirá que se conserven mejor sus propiedades.

aceite de hipérico usos

También es recomendable que se almacene bien sellado pues cada vez que se pone en contacto con el ambiente puede ir  perdiendo parte de sus propiedades, sin embargo, este tipo de aceite de hipérico casero se puede conservar fácilmente durante dos años sin problemas.

Si deseas preparar una gran cantidad entonces lo que necesitas es un litro de aceite base que puede ser de oliva, girasol o almendras, incluso puedes realizar mezclas de ellos y colocar tanta cantidad de flores de hipérico que se puedan contener en el recipiente con aceite. Cabe destacar que el proceso de reposo o macerado debe hacerse en un cuarto oscuro debido al mismo problema de la fotosensibilidad.

Tal y como lo mencionamos anteriormente si deseas potenciar la efectividad del aceite lo puedes mezclar con pequeñas cantidades o  gotas de aceite esencial de algunas de las siguientes plantas, dependiendo cual sea su aplicación:

  • Gotas de aceite de lavanda, si se quiere emplear como relajante.
  • Pequeñas cantidades de aceite de rosa mosqueta, si se desea usar como cicatrizante.
  • Árnica, en el caso de que se desee utilizar para tratar contusiones o para aliviar los dolores musculares.

¿Dónde se puede comprar el aceite de hipérico?

En el caso de que no confíes en la preparación casera del aceite de hipérico puedes conseguirlo en tiendas naturistas y tiendas en línea pues ya se ha masificado el uso de este tipo de productos naturales, si te animas a comprarlo en línea puedes visitar los siguientes enlaces para adquirirlo:

Naissance Hierba de San Juan

aceite de hiperico precio

 

Aceite de Hipérico Hierba de San Juan

aceite de hiperico para psoriasis

 

Thermal Teide 170100 – Roll-on con aceite de hipérico

aceite de hiperico propiedades

 

 

Contraindicaciones del aceite de hipérico

En realidad la única contraindicación que se ha registrado es por la ingesta del aceite de hipérico, pues como generalmente no se determina la concentración del mismo, la dosis de ingesta no se determina con certeza, pudiendo ocasionar intoxicaciones severas. También esto suele suceder cuando las plantas se contaminan con ciertos herbicidas o pesticidas y no se toma la precaución al momento de macerar las flores.

aceite de hiperico

En el caso de las mujeres embarazadas no se debería utilizar sin recomendación médica pues no se han encontrado estudios que demuestren su inocuidad en el feto.

Además de esto no es recomendable utilizar el aceite de hipérico para tratar fobias, alucinaciones o depresiones pues se ha reconocido ampliamente que esta hierba no tiene ningún efecto en estos padecimientos.

En el caso de exposición a los rayos  del sol después de haberse aplicado este aceite es posible que salgan algunas manchas en la piel que posteriormente sean difíciles de tratar, por lo que no se recomienda utilizarlo si te expones diariamente al sol, a menos que lo uses en las noches previas a días donde no vayas a salir o en la época de invierno.

En cualquiera de las situaciones lo más importante antes de comenzar a utilizar el aceite de hipérico debes consultar con tu médico de confianza o especialista, ya que es el único que te podrá indicar si el tratamiento que quieres seguir es el adecuado, o si es mejor no utilizarlo por el momento. Recuerda que simplemente te estamos hablando acerca de los beneficios que poseen las plantas y sus aceites pero no estamos en la capacidad de dosificar cada tipo de aceite.

Si te ha quedado claro cuáles son las propiedades del aceite esencial de hipérico y cuáles son las recomendaciones para su uso, esperamos que tengas mucho éxito en tu tratamiento. ¡No olvides compartir el articulo! Para que más personas puedan conocer acerca de las bondades de este aceite.

 

¡Por cierto! Antes de que te vayas, queremos recomendarte esto que seguro que te interesa:

Son una serie de contenidos a parte del que has leído que puede ser interesante para tí ¡Muchas gracias por leernos!

Aceite de hipérico
5 (100%) 4 votos

¡Comparte ahora en redes sociales!